Paraguay gastó US$ 6,7 millones por atención médica en embarazo adolescente en el 2018

26

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) presentó su informe de las consecuencias socioeconómicas del embarazo en la adolescencia en seis países de América Latina y el Caribe. Se implementó una metodología para estimar el impacto del embarazo y maternidad de adolescentes de Argentina, Colombia, Ecuador, Guatemala, México y Paraguay.

El embarazo en la adolescencia y la maternidad temprana son fenómenos que impactan fuertemente en la trayectoria de vida de miles de mujeres en América Latina. Sus efectos son múltiples y se extienden tanto al nivel de la educación, como del mercado laboral, de la salud e incluso a las economías nacionales, señala el,

El presente informe da cuenta de dichos efectos en seis países de la región: Argentina, Colombia, Ecuador, Guatemala, México y Paraguay. Se entiende que la comparación entre ellos arroja información valiosa para comprender el embarazo en la adolescencia y prevenirlo, cobrando especial relevancia su estudio en el contexto de emergencia sanitaria generado por el COVID-19.

Captura desprendida del Informe de Impacto socioeconómico del embarazo adolescente en América Latina y Caribe. Foto: Gentileza.
Captura desprendida del Informe de Impacto socioeconómico del embarazo adolescente en América Latina y Caribe. Foto: Gentileza.

Costos

El embarazo en la adolescencia no solo puede resultar perjudicial para el desenlace vital de niñas y adolescentes y sus familias, sino que genera costos a nivel agregado que podrían ser evitados. Este informe parte de estimar su costo de oportunidad, es decir, de calcular los gastos que se generan por cada niña o adolescente que atraviesa la maternidad temprana.

Según las estimaciones realizadas para América Latina, el costo de oportunidad promedio del embarazo en la adolescencia es el 0,35% de su PIB, el equivalente a 1242 millones de dólares por país y por año. Si se desagrega esta cifra entre los países considerados en este estudio, los porcentajes oscilan entre 0,22% para el caso de Argentina y 0,58% para el caso de Colombia. Para el caso de Paraguay, el embarazo adolescente cuesta el 0,35% del PIB, lo que se traduce en US$ 251 millones anuales.

¿Cuánto menos ganan las madres tempranas en sus trabajos?

Las mujeres que fueron madres tempranas ganan en promedio un 24% menos que quienes fueron madres en la vida adulta. Esa brecha de ingresos resulta homogénea entre los países, alcanzando un valor máximo en México con un 32% y mínimo en Paraguay con un 20%. Las mujeres que fueron madres durante su adolescencia tienden a registrar trayectorias laborales subóptimas, que les hacen más propensas a caer en condiciones de pobreza y/o que pueden contribuir a que resulte más difícil reunir las condiciones para salir de la pobreza. En otros términos, las brechas de ingresos laborales vinculadas al embarazo en la adolescencia refuerzan lo que se denomina el ciclo de la pobreza.

¿Cuánto deja de recaudar el Estado debido al embarazo en la adolescencia?

Los Estados de los seis países que contempla este informe dejaron de recaudar, en el 2018, un total de US$ 746.118.322, lo que equivale a US$ 110 por cada mujer que experimentó un embarazo en la adolescencia. El gasto asistencial que podría evitarse con prevención del embarazo en la adolescencia, oscila entre los 4,8 y los 211 millones de dólares por año.

En cuanto a Paraguay, se indica en el informe que el sector público gastó en atención en embarazo adolescente unos US$ 6,7 millones en el 2018. Con relación al gasto evitable con la prevención efectiva del embarazo no intencional en la adolescencia, se indica la cifra de US$ 4,8 millones en el mismo periodo de tiempo.

¿Quién paga el mayor costo del embarazo en la adolescencia en América Latina?

El 81% del costo de oportunidad del embarazo en la adolescencia recae sobre las mujeres que fueron madres. Ese porcentaje es aún mayor en Colombia (97%) y en Paraguay (92%), resultando proporcionalmente mayor en los países con mayor carga fiscal. Para los Estados, el costo es aún mayor en aquellos países donde la respuesta del sistema de salud público es mayor, como Argentina y Ecuador, donde el costo de oportunidad del embarazo adolescente representa 32% del costo total.