Canción actual

Title

Artist

Current show

Current show


Impactos del uso excesivo de las pantallas digitales en niños y niñas

Escrito por el septiembre 2, 2020

Frecuentemente, profesionales de la salud infantil instan a tener cuidado con la exposición de los niños ante las pantallas debido al efecto que estas pueden producir en el neurodesarrollo. Pero… ¿qué pasa ahora que celulares, tablets y computadoras, además de herramientas para el esparcimiento, se han convertido además en el medio principal para continuar con las actividades escolares?

La licenciada Blanca Villalba de Centurión, psicóloga infantojuvenil con un posgrado en neuropsicología, formada en TCC, TREC y Terapias Basadas en Evidencia Científica, manifiesta que el CEO de Super Awesome (compañía de tecnología enfocada a niños) realizó varios estudios sobre el impacto en los menores del uso excesivo de las pantallas digitales durante el confinamiento por covid-19.

Según la profesional, los resultados revelan que el tiempo de exposición de los niños ante las pantallas ha aumentado un 50% en este confinamiento. ¿Por qué? Porque si antes las usaban para ocio, ahora las utilizan para las tareas de la escuela, para comunicarse con los maestros y para relacionarse con sus familiares o amigos. Es decir, si anteriormente los niños acostumbraban a emplear dos horas de celular, últimamente están conectados cuatro horas o más; arrojando una preocupación en cuanto al impacto que esto puede generar en ellos a nivel cognitivo, emocional o conductual.

“Algo que debemos aclarar es que la tecnología en sí, no es mala. De hecho, como hemos visto, se ha convertido en un aliado, para continuar con el programa educativo sin perder el año escolar; respetando el aislamiento. Pero está científicamente comprobado que el mal uso de estos dispositivos afecta negativamente en diversos aspectos del desarrollo, como ya hemos mencionado”, manifestó la licenciada.

Efectos negativos

–¿En qué puede afectar el mal uso de los dispositivos móviles?

–Al estar tanto tiempo desarrollando clases, realizando los trabajos prácticos y después se continúa con juegos en el celular o con videos en YouTube; los niños, niñas o adolescentes terminan el día conectados desde la mañana hasta la tarde. Esto les priva de la movilidad e interacción con su ambiente, indispensable para el neurodesarrollo.

“A nivel neuropsicológico, para el buen desarrollo psicomotriz y de las funciones ejecutivas, como la atención, la planificación, la memoria o la resolución de problemas, es vital que el niño salte, corra, juegue, interactúe con su familia, imagine, invente y se divierta. Todas estas actividades, estimulan estas funciones cerebrales superiores, que se ven claramente limitadas cuando dedican todo el tiempo a las pantallas digitales”, afirma Villalba de Centurión.

Otros efectos negativos que debemos mencionar hacen referencia a los aspectos, conductuales y emocionales

Muchos padres han notado que últimamente sus hijos manifiestan muchos más síntomas de ansiedad, hiperactividad, conductas desafiantes o más agresivas, hasta insomnio; características que ha resultado en el aumento de los conflictos entre padres e hijos o entre los miembros de la familia. Pero ¿por qué se genera dicha inestabilidad?

“Cuando un niño pasa mucho tiempo con los videojuegos, se produce un aumento en la dopamina; generando la activación de un área cerebral que corresponde al circuito de recompensa. Esto es debido a que cada vez que el niño gana, siente satisfacción. Esa sensación de bienestar se intensifica cuanto más juega y más niveles alcanza o más puntaje obtiene; por lo que le resulta difícil dejar de jugar. Y cuando queremos que se desconecte del juego, le generamos ansiedad, irritabilidad y hasta agresividad. De ahí que es esencial no solo establecer horarios para las actividades con los dispositivos, sino también el acompañamiento debido en dichas actividades”, dice la profesional de la psicología.

¿Cómo hacer buen uso de las pantallas?

Lo importante no es solo el “cuánto”, sino también el “cómo”. Tal como se mencionó, es importante limitar la utilización de estos dispositivos en los niños.

Según Villalba de Centurión, para ello se necesita una planificación. Esto se debe realizar de acuerdo a la edad del niño y en relación con de la cantidad de tareas o clases virtuales que tenga.

Organización

La licenciada recomienda: “Si nuestros hijos tienen tareas que por lo general las realizan por la mañana, los padres o encargados deben asegurarse de que por la tarde dediquen su tiempo al juego libre sin dispositivos digitales. Esto es diferente en cada caso. Hay padres que solo pueden realizar las tareas con sus hijos después de que llegan del trabajo, a la tarde; en ese caso, sería importante que el niño tenga poco acceso, o nada, a la tecnología durante la mañana”, agrega.

“Si para realizar las tareas, el niño necesita estar mucho tiempo conectado, sería importante dividirlo en periodos más cortos, intercalándolo con actividades que impliquen movimientos o interacción con su medio”, afirma.

La psicóloga comenta que, sea cual fuere la situación, lo importante es para qué y cómo utiliza el teléfono celular, la notebook o la computadora.

“Saquemos provecho utilizándolos de manera positiva, en actividades que fomenten su aprendizaje. No permitamos que este confinamiento sea un tiempo inactivo. Y no dejemos que estas actividades reemplacen al juego libre, a las actividades físicas en la casa ni al relacionamiento dentro del hogar”, menciona.

Un consejo muy importante

“La supervisión, la planificación y el acompañamiento son fundamentales para mantener hábitos de uso de tecnología saludable durante el aislamiento”, puntualiza finalmente Blanca.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *