HASTA FIN DE AÑO NO HABRÁ AVANCES EN EL PROTOCOLO, AFIRMÓ JULIO MAZZOLENI.

25

“Freno de mano” ante el repunte del Covid-19″El ministro de Salud, Julio Mazzoleni, anunció hoy en conferencia de prensa que hasta fin de año no habrá avances -ningún tipo de modificaciones- en el protocolo en cuanto a asistencia a eventos sociales, deportivos y similares, debido al aumento de contagios de COVID-19 que se registró las últimas semanas. Incluso, no descartó la posibilidad de un eventual retroceso, aunque aclaró que de momento la intención es “poner freno de mano”.Mazzoleni inició la conferencia de prensa hablando sobre el aumento de casos de COVID-19 en Brasil y otros países y el número de fallecidos, que es relativamente mayor en Europa. A la vez, dijo que en Paraguay los contagios volvieron a aumentar.“Vemos con preocupación que en nuestro país, después de 8 semanas de estar en una meseta, tuvimos un aumento de casos. Un aumento modesto pero notorio en Central, Alto Paraná, Caaguazú, Cordillera, Ñeembucú, Itapúa, entre otros departamentos”, manifestó el ministro.“Teniendo en cuenta el aumento de casos, hasta fin de año no habrá modificaciones en el protocolo en lo que tiene que ver con eventos, encuentros deportivos. El torneo Clausura del fútbol paraguayo seguirá sin público”, anunció.Señaló que esta nueva realidad es “un toque de atención” a toda la ciudadanía para no bajar la guardia en cuanto al cumplimiento de las medidas sanitarias.Dijo que, aunque la curva de fallecidos se encuentra en descenso relativamente, no debe haber una relajación e insistió en que se debe tener mucho cuidado con los adultos mayores. Indicó que “siete de cada 10 fallecidos son adultos mayores de 60 años”.Sobre la ley de uso obligatorio de mascarillas, que empieza a regir hoy, Mazzoleni dijo que el control de su cumplimiento estará a cargo de la Policía Nacional y de la Municipalidad. Señaló que “probablemente” también sea necesaria una ley complementaria.Sobre los números actuales, indicó que aumentan los contagios y las internaciones. “Hay un modesto aumento en terapia intensiva y -aunque no se modifica el número de fallecidos- hay que tener en cuenta que hay un rezago de ello”, manifestó.