Exigen que el Estado proteja a periodistas en riesgo de ser asesinados

76

Edison Lanza, relator especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), sostuvo que Pedro Juan Caballero es una de las zonas más peligrosas de América para ejercer el periodismo e instó al Gobierno paraguayo a investigar con determinación al crimen organizado y los asesinatos de los comunicadores en esa región. Leo Veras, periodista independiente, fue asesinado el pasado 12 de febrero y ayer Gilberto Ruiz Díaz, corresponsal de ABC Color en la zona, denunció amedrentamientos.

Lanza dijo que la relatoría a su cargo, así como la Comisión Interamericana, están al tanto de la peligrosidad de Pedro Juan Caballero y Ponta Porá, en la frontera entre Paraguay y Brasil, para ejercer el periodismo.

“Nosotros ya lo veníamos advirtiendo. Nos sorprende que pase en los gobiernos y que no se adopten medidas drásticas para acabar con esta situación. Se deben tomar medidas de protección contra la impunidad”, sostuvo Lanza en conversación con radio ABC Cardinal.

El relator cuestionó que el Estado no contextualice ni dé las explicaciones correspondientes en relación a estos hechos criminales. “Primero debe haber una prevención por parte del Gobierno. El Presidente, el ministro de Justicia deben decir que no se va a permitir que los bandidos se queden con el estado de gobierno”, añadió.

A través de un comunicado, la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó el “brutal asesinato del periodista brasilero Lourenço ‘Leo’ Veras, encargado del sitio web informativo Porã News y corresponsal de varios medios de comunicación brasileros, quien desarrollaba su trabajo en la región fronteriza en la ciudad de Pedro Juan Caballero, capital del departamento de Amambay, Paraguay”.

La nota exige al Gobierno “investigar de forma completa, efectiva e imparcial este crimen y otros que se encuentran impunes; esclarecer sus móviles y determinar judicialmente la relación que pudieran tener con la actividad periodística y la libertad de expresión”.

Lanza también lamentó que en Paraguay no exista un mecanismo que coordine o que haga responsables a las autoridades cuando un periodista recibe una amenaza. “Paraguay necesita un mecanismo que coordine, que haya un responsable que active las alarmas y los mecanismos de protección cuando un periodista reciba una amenaza”, declaró.

Leo Veras fue asesinado la noche del 12 de febrero en su casa de Pedro Juan Caballero por tres sicarios. Hasta ahora, lo único que la Fiscalía sostiene es que se trata de una acción de uno de los grupos criminales que operan en la frontera.

Ayer,en Pedro Juan Caballero, Gilberto Ruiz Díaz, denunció ante las autoridades que un desconocido fue a tomar fotografías de su vivienda y tras ser descubierto huyó del lugar.

Cabe mencionar que el Ministerio del Interior había aprobado un Protocolo de Seguridad para Periodistas en Riesgo, elaborado por la Comisión Permanente de Estudio de Leyes y Reglamentos conjuntamente con miembros del Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP) y del Foro de Periodistas del Paraguay (FOPEP).