EN LOS HOSPITALES NO MATAMOS A TUS SERES QUERIDOS, LOS MATA TU IGNORANCIA, AFIRMÓ EL NEUMÓLOGO CARLOS PALLAROLAS.

22

«El doctor Carlos Pallarolas lanza un profundo mensaje a la Ciudadanía»

👉 Ha iniciado el caos en donde se esperaba, comunidades con bajo nivel educativo en promedio.

Antes de decir: «te lo dije» argumentaré un par de premisas verdaderas sobre el COVID-19:

1. Si llevas a tu familiar a urgencias por algún motivo que NO es de vida o muerte, ten en cuenta que puede contraer COVID-19 debido a tanta gente contagiada asintomática que deambula por la calle o espera en los hospitales, y tal vez no lo vuelvas a ver.

2. Si tu familiar entra como sospechoso porque tenía dificultad para respirar, tos, fiebre, etc., tal vez no lo vuelvas a ver.

El COVID-19, en verdad produce síntomas respiratorios, pero no siempre, lo que sí es verdad y no lo dicen en los medios de comunicación, es que puede haber embolias, trombosis, infartos, hemorragias, y con ello daño cerebral, cardíaco, pulmonar, gastrointestinal, renal, hepático, etc., prácticamente se ha visto que el COVID-19 puede afectar desde la piel hasta la sangre, todo esto en términos generales espero se entienda.

En los hospitales NO matamos a tu familiar que llegó con 350 de glucosa, no digas: «Entró por la diabetes y me lo mataron» o «Entró por la presión y me lo mataron»

En los hospitales NO matamos pacientes, los pacientes se complican, el COVID-19 acaba con ellos, destruye todo el organismo.

Si te dicen que se murió de un infarto y que tenía COVID-19, sí, la causa de muerte fue el infarto, pero la causa del infarto fue el COVID-19.
Si te dicen que le dio una embolia cerebral y que tenía COVID-19, sí, la causa de muerte fue el daño cerebral, pero la causa de la embolia fue el COVID-19.
¿Traes dolor abdominal y vomito? Puede ser COVID-19, ¿Te sangró la nariz de repente y no paró? Puede ser COVID-19, Pero entiende, los hospitales NO matamos pacientes, los doctores no nos quemamos las pestañas años, para matar

¿Crees que es fácil notificar una muerte? Los pacientes mueren a veces por sus enfermedades, a veces por contagio, pero también, casi siempre, por negligencia familiar y propia, y te preguntarás: ¿Mi culpa?

Sí, tu culpa. Tú que no te quedaste en casa y no aislaste a los tuyos, tú que seguiste saliendo a cosas no esenciales, tú que no te cuidaste y llevaste el virus a casa de tu abuelo o tus padres porque andabas en la calle pensando que eres joven y no pasaría nada.
Sí, tu culpa. Tú que no te cuidas y se te hace más fácil ir al hospital a bajarte la presión y la glucosa porque es más rápido, que hacer una dieta saludable, ir a consulta y dejar de comer grasas, sal, harinas refinadas y azúcares.

Créeme, ningún personal de salud anda en estos momentos arriesgando la vida y la de SU FAMILIA, para que tú pienses y digas que ellos MATARON A TU FAMILIAR, no nos levantamos en la mañana pensando ¿A quién mataré hoy? ¿A la de la cama 12 o la de la cama 6?

Lamento la muerte de todas aquellas víctimas del COVID-19, pero lamento más a todos mis compañeros que han perdido la batalla en esta pandemia y que déjamos desamparadas a nuestras FAMILIAS.

Espero salir librado de todo esto y poder abrazar nuevamente a mi familia.

P. D. Copiado del perfil de grupo médicos

Seguro a muchos les va doler pero es una realidad no conosco algún médico que tenga el pensamiento de matar a alguien nunca jamás y si así fuere no es médico así de sencilla es la cosa