El guaraní cumple hoy 78 años de creación como moneda oficial del país

85

Hoy, 5 de octubre, se conmemora la creación del guaraní como moneada oficial del país que tuvo lugar en 1943, en reemplazo del peso fuerte. Desde su creación hace 78 años, nunca pasó por un proceso de desmonetización por lo que es considerada la moneda más antigua y estable de Sudamérica.

El guaraní fue introducido como signo monetario nacional el 5 de octubre de 1943, por Decreto-Ley 655, bajo la presidencia de Higinio Morínigo. El emisor fue el Banco de la República del Paraguay, y hoy se conmemora 78 años de su vigencia, consolidándose como una de las monedas más estables en la región, ya que desde su creación nunca pasó por procesos de reconversión o cambio de signo.

Los primeros guaraníes se emitieron en valores de 1, 5, 10, 50, 500 y 1.000, con la leyenda “Banco del Paraguay”; los billetes tenían tamaño asimétrico, así los de mayor denominación eran de mayor tamaño. El guaraní reemplazó al peso, que fue la moneda del Paraguay entre 1856 y 1943, y en cuanto a su equivalencia, 100 pesos en esa época de la transición equivalían a 1 guaraní.

Luego, con la creación del Banco Central del Paraguay (BCP), en 1952, los billetes de 1, 5, 50, 100, 500 y 1.000 pasaron por un proceso de rediseño, mantuvieron una estructura uniforme en los tamaños y desde entonces llevan la insignia del Banco Central del Paraguay (ninguno está vigente en la actualidad). Más adelante, en 1993, aparecieron los billetes de G. 5.000, G. 10.000 y G. 50.000 vigentes hasta la fecha, y en 1998 circularon, por primera vez, los billetes de G. 100.000. En 2006 comenzó a circular el G. 20.000 y el billete de polímero de G. 2.000 se introdujo en el 2009, más tarde en 2013 empezó a circular el billete de polímero de G. 5.000.

En lo que respecta a las monedas, se empezaron a acuñar en 1.975 las primeras unidades de 1,5, 10 y 50. La mayoría, ya no existen a excepción del G. 50 que sigue utilizandose en un formato distinto. Actualmente la composición de monedas que están vigentes son las de 50, 100, 500 y 1.000 guaraníes.

Inflación acumulada en el tiempo

Con una inflación acumulada de más de 340.000% en esos 78 años, fue debilitándose su poder adquisitivo, razón por la cual el BCP se vio obligado a emitir billetes de mayor denominación para acompañar el crecimiento de las transacciones. A modo de ejemplo, con G. 1 en 1943 se realizaban compras equivalentes a aproximadamente G. 3.400 actuales. Hoy con G. 1 ya no se puede comprar nada; es más, ni siquiera ya existe como medio de pago, porque entraron en proceso de desmonetización (pérdida de valor) en 2009.

Con el crecimiento de la economía, para expresar el valor del PIB en la actualidad se requiere de 15 dígitos, con una estimación de G. 233.763.219.000.000. La preocupación del BCP es que, a medida que crece la economía, se necesitarán más ceros para expresar su valor. La proyección del BCP indica que en 2035 necesitaremos 16 dígitos para expresar el valor del PIB nominal, estimado en G. 1.000.240.122.581.170. Por la dificultad que planea esa cantidad de dígitos, la balanza de pagos se expresa normalmente en dólares.

Plan para quitar ceros y billetes de mayor monto

En su momento se llegó a trabajar y presentar en un proyecto de ley de reconversión monetaria, con el fin de facilitar las transacciones y equiparar la moneda frente al resto de los países, ya que solo 8 países en el globo –incluido el nuestro– tienen un billete con seis dígitos, en nuestro caso, el billete G. 100.000. Incluso, también se pensó en la posibilidad de lanzar un billete de mayor cuantía como de G. 500.000, pero el plan no avanzó.