El Censo fue un “plata je’ú”, afirman senadores y exigen informe sobre los US$ 43 millones.

13

Senadores en mayoría calificaron de “plata je’ú” (malversación de dinero público) el fallido censo nacional y manifestaron que los fondos se desviaron a la campaña política oficialista. El titular de Instituto Nacional de Estadística (INE), Iván Ojeda (ANR), es convocado a Mesa Directiva del Senado para este lunes 14. El pleno aprobó un pedido de informe y también se encomendó a la Contraloría a auditar la institución y emitir una conclusión en dos meses. Se repudió que el presidente Mario Abdo Benítez haya viajado a Alemania en días tan especiales para el país.

El pedido de informe fue aprobado por 27 votos a favor y 18 ausentes. Posteriormente, a pedido de Blas Llano (PLRA, B), se aprobó una resolución que encomienda a la Contraloría General de la República a auditar al INE y emitir una conclusión en dos meses.

El debate inició en horas de la mañana y culminó cerca de las 15:30. El senador Tony Apuril (ex Hagamos, candidato del PDP) presentó ante el pleno de la Cámara Alta el pedido de informe al Instituto Nacional de Estadística (INE), cuyo titular es Iván Ojeda, sobre la utilización de los US$ 43 millones destinados al cuestionado censo nacional del miércoles último.

Apuril dijo que hacía esta presentación, junto a otros parlamentarios, para “no prejuzgar” y sacar un juicio de valor la inmensa cantidad de denuncias ciudadanas de irregularidades en dicha jornada de recolección de datos nacionales.

Lucas Aquino (PLRA,llanista), otro proyectista, denunció que Ojeda ubicó a sus operadores como directores y encargados zonales; que los censistas no tenían ni para comer y que el encierro costó unos US$ 200 millones a la industria nacional. Advirtió que si el pedido de informe no es contestado en 8 días (el plazo legal es 15 días), presentará un pedido de interpelación contra el titular del ente.

Stephan Rasmussen (PPQ) dijo que todo fue una “tomadura de pelo” incluyendo el viaje del presidente Mario Abdo Benítez a Alemania en esta situación.

Se retuvo el viático, dicen

Salyn Buzarquis (PLRA, B) dijo que hubo una estafa a la ciudadanía por US$ 43 millones mientras hay aulas que se caen a pedazos y personas que mueren en hospitales. Añadió que muchos censistas desertaron porque el viático de G. 100.000 les iba a ser entregado en 8 días. “Un plata je’ú fue esto”, dijo.

Hugo Richer (FG) adelantó que impulsará una investigación y auditoría de gestión. También repudió la ausencia del presidente de la República del país.

Desirée Masi (PDP) felicitó a los voluntarios que si se presentaron a la jornada. Pero cuestionó que las universidades no hayan coordinado la cifra de horas de “extensión universitaria” ofrecida a sus estudiantes como motivación para hacer el censo.

Blanca defendió a Marito

Blanca Ovelar (ANR, oficialista), salió en defensa del mandatario y sostuvo que la agenda con el jefe de Estado Aleman ya fue acordada un año antes según informa la Contraloría. También defendió al gobierno el senador Ramón Retamozo (ANR, oficialista).

Juan Carlos Galaverna (ANR, HC) propuso adelantar las explicaciones convocando a Ojeda en la reunión de la Mesa Directiva del Senado el lunes venidero y al senador oficialista Derlis Osorio a quien calificó del “verdadero patrón” del INE.

Blas Llano (PLRA, B) pidió instar a la Contraloría General de la República (CGR) a auditar el INE.

El pedido de informe aprobado fue remitido al Poder Ejecutivo y al INE.

Se puede subsanar, dice

Previamente, en rueda de prensa, el titular del Senado, Oscar Salomón (ANR, oficialismo) reconoció que hubo fallas pero minimizó el impacto al señalar que los miles de casos denunciados son subsanables. Subrayó que, previendo este escenario, el INE había solicitado un periodo complementario de 15 días posteriores y felicitó a la ciudadanía por su ejemplar participación.

“Yo no creo que fue un fracaso, hubo fallas y deserciones pero es subsanable”, dijo Salomón. También se sumó a los cuestionamientos de solo haber pagado con G. 100.000 a los censistas y que este pago habría generado la deserción de los censistas.

Desvío de fondos, dicen

En su propia rueda de prensa, el senador Martín Arévalo (ANR, cartista) sostuvo que los US$ 43 millones del préstamo internacional aprobado para el censo se usó en la campaña electoral del oficialismo. Recalcó que el titular del INE, Iván Ojeda, es un operador de un fuerte candidato a senador del oficialismo, en alusión al senador Derlis Osorio. “Usaron los fondos en un gran plata je’ú”, aseveró Arévalo.

El pueblo va a pagar

Por su parte, antes de la sesión, el senador Sixto Pereira (Frente Guasu) también dijo que hubo una malversación de fondos en campaña electoral y ratificó que el pago de G. 100.000 por censista fue muy bajo. Dijo que el resultado es fruto de la irresponsabilidad del Poder Ejecutivo que volvió a encerrar a la ciudadanía en sus viviendas sin poder salir a trabajar. También repudió que este censo deberá ser pagado por la ciudadanía, ya que es un crédito internacional que debe devolverse.