CUANDO FUERON A RECLAMAR, CON PICANA ELÉCTRICA LOS OBLIGARON A QUE ABANDONEN EL PAÍS

30

“Pirañitas’’ involucrados en nuevo caso deestafa en perjuicio de turistas brasileñosUn nuevo caso de estafa se produjo en el microcentro de Ciudad del Este, teniendo como víctimas a brasileños, y “como siempre” como protagonistas a supuestos guías turísticas o “pirañitas”. Según comentó la pareja afectada, adquirieron 2 celulares de alta gama, pero al revisar las mercaderías no coincidían con las que habían comprado, además se les había extraído de la tarjeta de crédito un monto mayor al que ellos habían acordado pagar. El sábado se produjo un nuevo hecho de estafa, de la cual resultaron víctimas, Luciano Paulo Bolaes Mónica, y su pareja, ambos de nacionalidad brasileña. El hecho se produjo en el interior del local comercial denominado “Compras Paraguay”, situado dentro de la Galería Jebai Center. Según relataron los afectados, llegaron hasta el lugar mencionado y adquirieron dos aparatos celulares de alta gama, de la marca Xiaomi MI 10 T y otro teléfono Xiaomi Note 9. Posteriormente, al revisar sus mercaderías, percibieron que no coincidían con los que ellos habían comprado. Al inspeccionar su extracto de la tarjeta de crédito (transacción por la cual habían comprado los productos), también encontraron que, se les había extraído un monto mayor al que ellos habían acordado pagar, por lo que los vendedores también procedieron a una sobrefacturación en la compra.Los más grave es que, siempre según el testimonio de las víctimas, cuando llegaron nuevamente al local al reclamar por el hecho, el propietario, identificado como Zeih Nanin Jowad, de nacional libanesa, utilizando supuestamente un aparato tipo sonajero, comenzó a llamar a pirañitas, que se acercaron en importante cantidad al lugar, y procedieron a intimidar a la pareja a que salgan del sitio y abandonen el país, sin realizar ningún tipo de denuncia. Los afectados realizaron su queja ante la Policía Turística, en su base del Puente de la Amistad, y tras la denuncia, intervino la Fiscalía, a cargo del agente Edgar Torales, quien se constituyó en el lugar acompañado de agentes de la Policía Nacional, una vez que llegaron en el local comercial, comunicaron el motivo de la presencia policial, siendo recibidos por el propietario Nanih Jowad, quien aceptó conciliar con el denunciante, devolviéndole la suma total del dinero que había le sido sustraído, consistente en la suma de 5.575 reales, quedando ambas partes conformes se retiraron del lugar sin incidentes. Todo lo actuado fue labrado bajo Acta. Posteriormente, la pareja por miedo, pidió a la Policía Nacional que los escoltará que pudiera cruzar a su país.