COVID-19: Inmunidad por el dengue es una posibilidad, pero no está confirmada, aclara Sequera

31

Desde marzo de este año, el director de Vigilancia de la Salud, Guillermo Sequera, habla de la posibilidad de que el haber padecido dengue genere cierta inmunidad contra el COVID-19. Tras la publicación de un nuevo estudio científico, hoy señaló que es un tema discutido desde hace varios meses, pero que tarde o temprano se ha visto que los países afectados por el dengue también tienen sus picos elevados de coronavirus, por lo cual no se ha confirmado nada al respecto.

El Dr. Guillermo Sequera recordó esta mañana que desde el inicio de la pandemia se maneja la hipótesis de que el dengue podría generar un porcentaje de inmunidad contra el COVID-19. Señaló que cuando en países como Singapur, China y Taiwán el COVID-19 atacaba con fuerza, en otras naciones donde suelen tener numerosos casos de dengue, como Filipinas e Indonesia, no se registraban muchos del nuevo coronavirus.

“Yo decía en abril, mayo: ‘¡Ojalá que eso sea cierto! Y nosotros que este año tuvimos coincidentemente la mayor epidemia del dengue, que sea como un blindaje inmunológico’. Pero después decayó esa hipótesis porque Singapur y Filipinas tuvieron muchos casos, al final todos tuvieron su curva elevada”, acotó.

Aclaró que aún no pudo analizar con detalle el estudio divulgado desde el Brasil, realizado por un docente de la Universidad de Duke, pero mencionó que todavía no se tienen datos del dengue y el COVID-19 en nuestro país.

En cuanto a cómo se comportó la epidemia del dengue y ahora la pandemia del coronavirus, recordó que la primera enfermedad afectó a Alto Paraná muy fuertemente en 2019, pero este año se registraron muy pocos casos del mal transmitido por el mosquito Aedes aegypti. Coincidentemente, ese fue el departamento que se vio más afectado al principio de la pandemia.

En ese sentido, explicó que siempre Alto Paraná es cómo el “aviso de lo que va a ocurrir en el país próximamente”, puesto que en el caso del dengue, Central y Asunción se vieron muy afectados en 2020, un año después del este del país.

Lo mismo está ocurriendo ahora, ya que mientras en Alto Paraná se está viendo el descenso en los números de casos y de muertes, las cifras ahora están subiendo en Asunción y Central.

Sobre este punto, cabe recordar que ya en marzo de este año Sequera señalaba que no había dudas de que el dengue generaba anticuerpos pero lo que no se sabía entonces y, hasta ahora no se confirma, es cuánto tiempo permanece en el cuerpo esa especie de inmunidad.

En otro momento, garantizó que este verano no tendremos cifras muy elevadas del dengue, puesto que, observando los años anteriores, históricamente luego de una gran epidemia se registran varios años con números bajos.

Desde ayer se están divulgando por varios medios de prensa los resultados del estudio científico que fue dirigido por Miguel Nicolelis, profesor de la Universidad de Duke. Dicho documento habla de un presunto vínculo entre la propagación del COVID-19 y los pasados brotes de dengue en el Brasil. El estudio científico sugiere que la exposición al mal transmitido por el Aedes aegypti podría proporcionar cierta inmunidad contra la nueva enfermedad.

Entre finales del año pasado y principios de este año se registró una de las más grandes epidemias del dengue en Paraguay y, según el último boletín epidemiológico de Vigilancia de la Salud, 73 personas perdieron la vida a raíz del virus transmitido por el mosquito Aedes aegypti. En las últimas cuatro semanas solo se detectaron 101 notificaciones, aproximadamente 25 por semana, entre Central y Caaguazú.

Hoy ya cumplimos 196 días de cuarentena sanitaria por el nuevo coronavirus y se han confirmado 34.260 casos, además de 676 fallecidos. Considerando que la cantidad de recuperados ha llegado a 18.629, actualmente hay 14.955 personas con el virus activo en el territorio nacional.

Por otra parte, recientemente, el Dr. José Fusillo, director del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (Ineram), confirmó que ya se registraron casos en los cuales pacientes adquirieron ambas enfermedades al mismo tiempo.