Celebraciones de Caacupé pueden cancelarse si se da un rebrote de COVID-19, advierte Mazzoleni

22

Pese a dar luz verde a un protocolo para peregrinar a Caacupé, el ministro de Salud, Julio Mazzoleni, resaltó que el objetivo es que la ciudadanía evite acudir a las festividades marianas y siga las celebraciones de forma virtual. Ante los cuestionamientos, señaló que más le preocupan las reuniones sociales y ver gente que no utiliza tapabocas en las calles. “El problema no es salir, sino hacerlo responsablemente”, acotó. Además, advirtió que todo puede suspenderse en caso de que se registre un importante aumento de casos de COVID-19.

El ministro Julio Mazzoleni admitió esta mañana que se podría cancelar el protocolo sanitario aprobado para los peregrinos a Caacupé en caso de que se registre un eventual aumento de casos del nuevo coronavirus en esas fechas, teniendo en cuenta los rebrotes que se ven a nivel mundial.

Asimismo, señaló que el mensaje principal es que las fiestas marianas tienen que ser vividas en las iglesias de cada comunidad y siguiendo las diversas plataformas virtuales. “Debe ser un camino espiritual personal”, señaló, pese a que Salud aprobó que se realicen las misas presenciales y el peregrinaje.

Agregó que es importante que los adultos mayores de 60 años, niños, embarazadas y personas con patologías de base eviten acudir a la capital de la fe esos días.

Con respecto a quiénes serán los responsables de un eventual contagio masivo en el entorno de las esta festividad religiosa, afirmó que -si bien su cartera sanitaria tiene la mayor carga- “todos somos responsables de las actividades que estamos llevando a cabo”.

También destacó que el problema “no es salir, sino cómo salimos y hacemos las cosas. Todas las actividades que hacemos fuera de casa tienen un nivel de riesgo, sin excepción. La responsabilidad es conjunta”, añadió.

No obstante, hizo énfasis en que más que las fiestas de Caacupé le preocupa ver a tanta gente violando los protocolos sanitarios en las calles, sin utilizar tapabocas, compartiendo tereré y participando de eventos sociales sin distanciamiento físico.

En cuanto al porqué no tomamos el ejemplo de otros países que suspendieron eventos religiosos similares, destacó que la situación epidemiológica es distinta, debido a que acá tenemos una pandemia relativamente controlada.

Ante esa consulta, nuevamente volvió a destacar que son “mucho más peligrosos” y le generan más preocupación los pequeños brotes que se pueden dar en reuniones sociales donde no se respetan los protocolos. “Es cierto que hay una gran parte de la ciudadanía que está adherida a la regla y sostiene estos números auspiciosos”, acotó, destacando el esfuerzo de otros sectores de la población.

Recordemos que el miércoles pasado autoridades presentaron el protocolo sanitario y de seguridad para la fiesta de la Virgen de Caacupé de este año. Según lo previsto, solo habrá dos misas el día 8 de diciembre: una a las 06:00 y otra a las 19:00.

Los fieles deberán agendarse para participar de las diferentes actividades a través de una página web que se habilitará el próximo 10 de noviembre. En la página se tendrán cuatro opciones: para misas, para peregrinar, para visita a la Basílica y para Tupasy Ykuá. No se podrá agendar más de una opción.

Números están bajando

En otro momento, habló sobre la situación epidemiológica del país. Mazzoleni recordó que en las últimas semanas se vio una especie de “meseta”, luego del pico de casos registrado en la semana 36 de la pandemia. En ese sentido, destacó que la tendencia de las últimas dos semanas ha sido decreciente.

Resaltó que, pese a la apertura del Puente de la Amistad en Alto Paraná, aún no se ven variaciones y siguen registrándose pocos casos en comparación con meses atrás, aunque acotó que todavía se debe prestar mucha atención porque recién dentro de una semana se tendría que empezar a ver los efectos.

Mientras tanto, Asunción y Central siguen liderando la lista con más casos. La mayoría de los departamentos han presentado un descenso, aunque no muy acentuado. Sin embargo, hizo énfasis en que en Itapúa se está viendo un brote que debe ser observado con detenimiento.

Las ciudades que siguen teniendo números altos son: San Lorenzo, Luque, Lambaré y Capiatá, además de Itá, San Antonio e Ypané. Hizo énfasis en que en esas zonas mencionadas se debe tener mucho más cuidado y respeto de los protocolos sanitarios, por lo cual hizo un llamado especial a toda la ciudanía en general para convertir la tendencia en curvas descendientes.

Presupuesto para un eventual rebrote en 2021

En otro momento, el ministro también habló sobre un eventual rebrote dentro de tres meses, como está sucediendo en todos los países de Europa. Admitió que será “una dificultad” el presupuesto, debido a que solo gracias a la Ley de Emergencia se pudieron realizar numerosas compras de equipos y contrataciones temporales para hacer frente a esta pandemia.

Refirió que no está confirmada la continuidad de todo el personal de blanco que fue contratado en estos meses para trabajar con pacientes de COVID-19, pero aseguró que ya se encuentran realizando las negociaciones y gestiones necesarias.

No obstante, señaló que esperan que un eventual rebrote no genere “un gran golpe”, teniendo en cuenta que el número de casos en el país no ha sido hasta la fecha tan elevado en comparación con otras naciones.

Destacó que las curvas en ciertos países de Europa son “como montañas”, puesto que en pocos días se genera un increíble aumento y luego descensos marcados, mientras que en las gráficas de nuestro país se observan “lomas”, con crecimientos paulatinos y mesetas sostenidas.

Finalmente, Mazzoleni volvió a hacer un llamado a la población en general para que se sigan tomando todas las precauciones necesarias para detener el contagio, utilizando mascarillas, lavándose las manos y respetando el distanciamiento físico. “El problema no es salir, sino hacerlo responsablemente”, reflexionó.

Actualmente nos encontramos en el día 234 desde el inicio de la cuarentena sanitaria, el pasado 11 de marzo. Hasta la fecha se han registrado 62.050 casos confirmados y 1.373 fallecidos. Unas 41.800 personas se han recuperado. El promedio de muertes de las últimas semanas es de entre 10 y 20 por día.

De acuerdo a la página web del Ministerio, hay 498 pacientes hospitalizados por el nuevo coronavirus y 121 personas están en terapia intensiva a raíz de la enfermedad. El número actual de casos activos es de 18.643.