Anexo C y Puente de la Integración, principales temas de la reunión entre Marito y Bolsonaro

37

El ministro de Relaciones Exteriores, Federico González, confirmó que en el encuentro previsto entre Mario Abdo Benítez y Jair Bolsonaro se tratarán varios temas, pero dos de los principales son el Puente de la Integración y la revisión del Anexo C del Tratado de Itaipú Binacional. Añadió que desde hace un año el equipo negociador de Paraguay está debatiendo todo lo relacionado a este último aspecto de cara a 2023.

González destacó que los presidentes de Paraguay y de Brasil tienen “una relación muy estrecha y un vínculo muy cercano”, por lo cual la agenda prevista para la reunión de mañana es abierta y tendrá varios temas importantes de la agenda bilateral.

Aseguró que lo principal es hablar sobre el avance de las obras del Puente de Integración que unirá Presidente Franco y Foz de Iguazú, que se encuentran en plena ejecución. Sin embargo, también confirmó que otro de los temas a debatir sería la revisión del Anexo C del Tratado de Itaipú, prevista para 2023.

“Seguramente van a ir tocando diversos temas que hacen a la agenda bilateral”, destacó el canciller esta mañana con respecto al encuentro previsto para mañana a las 9:45 en Foz de Iguazú.

En otro momento, aseguró que Brasil aún no comunicó a Paraguay la conformación de su equipo negociador, pese a que nuestro país ya conformó su equipo hace un año, integrado por académicos, técnicos, comerciales y especialistas en el tema jurídico.

“Es prioridad absoluta para el Gobierno nacional”, aseguró con respecto al Anexo C y comentó que justamente hoy se reunirá él con dirigentes de Patria Querida, quienes desean exponer su posición con relación a este tema.

En varias ocasiones, desde diversos sectores, han cuestionado la capacidad del presidente para la revisión del Anexo C. Por ejemplo, a principios de este mes la Campaña “Itaipú 2023, Causa Nacional”, presentó 12 “debilidades” del actual gobierno para negociar con el Brasil y respetar la soberanía nacional.

Por ejemplo, mencionaron las diferencias en cuanto a la contratación de la potencia. Recordaron que el gobierno de Bolsonaro cuestionó que la ANDE adquiría poca energía garantizada más cara, y adquiría más energía adicional, la cual es más barata.

“El actual gobierno paraguayo aceptó negociar con el gobierno de Bolsonaro en base a la agenda brasileña”, cuestionó días atrás la exviceministra de Minas y Energía Ing. Mercedes Canese, quien expuso los 12 cuestionamientos de la Campaña. La misma afirmó que este Gobierno aceptó sin protestar presiones del gobierno brasilero al firmarse el Acta Secreta.

Esa actitud había sido calificada de “entreguista” y desató una crisis en la Ande y la Cancillería, que terminó con varias destituciones, renuncias y la anulación del acta.

En aquel entonces, Mario Abdo había manifestado que Paraguay “ya no podía ser un país pillo”.Señaló que no deseaba negociar actuando como “peajero”, sacando “pequeñas ventajas en vez de construir autoridad e integridad de cara a la negociación que vamos a tener en 2023”, haciendo referencia a la renegociación del Anexo C.