En Brasil incautan cuatro autos y un camión con cigarrillos de contrabando.

19

CIUDAD DEL ESTE. La Policía brasileña incautó cuatro automóviles y un camión que transportaban carga de cigarrillos paraguayos de contrabando, en dos operativos efectuados en la zona fronteriza. Las autoridades de Brasil resaltan que los contrabandistas usan la misma logística y infraestructura de los traficantes de droga.

En uno de los operativos realizados el viernes último, en el municipio fronterizo de Itaipulandia, los agentes de la Policía Militar de Brasil incautaron cuatro automóviles que transportaban 22.500 paquetes de cigarrillos contrabandeados desde Paraguay.

La intervención se produjo luego de que los policías militares visualizaron los autos cuando salían de un puerto clandestino, en la orilla del Lago de Itaipú, según reporta el portal brasileño Radio Cultura.

Los agentes abordaron a los automovilistas, quienes optaron por la fuga y luego abandonaron los rodados para adentrarse a una zona boscosa. Tras la tarea de búsqueda en el bosque, la Policía detuvo a un sospechoso, cuya identidad no fue divulgada por las autoridades brasileñas.

Los automóviles, la carga de cigarrillos y el detenido fueron conducidos hasta la base de la Policía Federal en Foz de Yguazú, para los trámites legales.

Camión en ruta del tráfico

En otro procedimiento, agentes de la Policía Federal interceptaron un camión con 400 cajas de cigarrillos paraguayos de contrabando. Fue en el municipio fronterizo de Santa Helena.

Según reportan los medios brasileños en base al informe oficial de la Policía Federal, el operativo se produjo cuando los agentes patrullaban en la zona del Lago de Itaipú, en las proximidades de puertos clandestinos usados por contrabandistas y traficantes de droga.

Durante la vigilancia, los efectivos federales localizaron al camión que transitaba en un camino vecinal. Al percatarse de la presencia policial, el conductor abandonó el vehículo de gran porte y escapó del lugar.

El camión y la carga también fueron llevados hasta la Policía Federal en Foz de Yguazú. En ambos casos, no se revelaron la marca de los cigarrillos decomisados.