Mermas en rendimiento de maíz y trigo castigan al productor, quienes cifran sus esperanzas en la soja

120

La falta de agua, las heladas y el aumento de plagas causaron fuerte impacto en la producción del maíz zafriña, por lo que estiman, en promedio, una caída de hasta el 50% en los rendimientos del cereal nativo, mientras que en el cultivo de trigo las mermas sería menores pero aún están indefinidas, según explicaron referentes de diversas zonas.

De unas 900.000 hectáreas de cultivo de maíz zafriña que sembraron en la presente temporada, estiman que entre 180.000 y 200.000 hectáreas fueron muy afectadas por las heladas y, de hecho, destruidas. No obstante, en gran parte, se espera una producción media cercana a los 4.500 kilos por hectáreas, “que no es buen rendimiento, pero da para pelear”, comentó el titular de la Unión de Gremios de la Producción, Ing. Agr. Héctor Cristaldo, al ser consultado sobre la situación de los cultivos de invierno.

En cuanto al trigo, dijo que el panorama está también bastante difícil. “Hay de todo en el campo, un yopará, con diferentes grados de afectación, por eso no se puede estimar todavía las mermas, porque en mayor parte recién ahora van a empezar a espigar, pero de la baja en los rendimientos el cereal milenario tampoco se podrá salvar”, refirió Cristaldo.

Recordó que la intención de siembra del trigo fue este año de entre 400.000 y 450.000 hectáreas.

Ensilaje de maíz, por bajo rendimiento y calidad

Por otra parte, el productor Aurio Frigheto, del departamento de Alto Paraná, confirmó también que una proporción importante del maíz, que todavía no puede ser estimada exactamente, fue efectada por los eventos de heladas registrados, así como también por la sequía, por lo que muchos productores optarob por el ensilaje de sus plantaciones.

Agregó que en el caso de los cultivos de trigo, que fueron destruidos por las bajas temperaturas extremas, algunos productores tuvieron que pasar sobre sus parcelas el implemento denominado rollo-cuchilla, para convertirlos en cobertura vegetal muerta, para que por lo menos, sirvan como componente del sistema de siembra directa.

Caída del 50% en rendimiento

A su vez, el productor Víctor Dickel, de Natalio, departamento de Itapúa, informó que también en su zona, muchos productores tuvieron que hacer ensilajes de plantas enteras del maíz, que aún no estaban en buen punto, ante la baja calidad.

“En particular la producción de maíz no va ser como en otros años, los rendimientos van estar seguramente en un 50% por debajo de lo que se solía tener habitualmente”, explicó Dickel.

“Esta temporada tuvimos tres problemas que complicaron mucho al cultivo; primero, la sequía; luego una alta presión de plagas, principalmente cigarritas y, finalmente, los eventos de heladas, los que en conjunto hicieron que los rendimientos del maíz cayeran bastante”, explicó el productor, un referente del sur del país. Agregó que no solo cayó la producción del maíz en rendimiento, sino también en calidad que no fue de lo mejor.

Pero esas son las adversidades que siempre enfrenta el productor, que en este caso fue también porque las siembras se hicieron bastante tarde por el retraso de la soja, también por la sequía del periodo estival. Ahora las esperanzas de mejoría se cifran en la próxima siembra de soja, según comentó.